Mastín Napolitano – Bailalunas Handling

Mastín Napolitano ¡Bailalunas Handling!
Indira Zapouro Bailalunas Handling Indira Zapouro Bailalunas Handling Indira Zapouro Bailalunas Handling

Esta belleza que trota sobre el ring es Indira de Zapouro, una mastín napolitano que tenemos el privilegio de sacar a exposición. Desde Bailalunas Kennel queremos dar las gracias a su propietario por confiar en nosotros para hacerla campeona.
Indira estuvo con nosotros en la Exposición Nacional e Internacional celebrada en Oporto, consiguiendo lo siguiente:
Sábado – EXC 1, CAC, CACIB y BOS.
Domingo – EXC 1, CAC, CACIB, BOS, Punto Obligatorio, Porto Winner 2017 y ha concluido el campeonato Ibérico.
¡¡¡Estamos muy orgullosos de ella!!!

Origen

El mastin de Europa desciende del Mastín Tibetano, el más viejo exponente de la especie canina. Probablemente los primeros Mastines asiáticos fueron llevados de la India a Grecia por Alejandro Magno, alrededor del año 300 A.C. Los griegos los dieron a conocer a los romanos, que se entusiasmaron y los usaron en los combates de circo. La palabra Mastín proviene del latín que significa massivus, que significa macizo. Según la cinofilia inglesa, en cambio, el mastín fue llevado a Britannia por los Fenicios en el año 500 a. C. de allí se habría iniciado la difusión por Europa. El mastín napolitano era entrenado para pelear en contra de leones, osos, tigres, también era un perro criado para la guerra y contra gladiadores.

El Mastín Napolitano es de todas maneras descendiente del antiguo Moloso romano, su cuna esta en el sur de la Península Salentina. Mientras las razas fueron extinguiéndose por toda Europa. En Campania la cría continuaba, a pesar del las amenazas del tiempo y de la guerra. Se puede asegurar así que el Mastín Napolitano vive en Campania desde hace al menos dos mil años, aunque su segunda aparición oficial en la cinofilia data de 1946 y su estándar de 1949.

Hay varias líneas de sangre, entre las más reconocidas están di ponzano, del Gheno, del Vittoriale, di Fossombrone, del Castellaccio, Dello Stradone, Dell’Illimani, di ponzo, del sole.

Cuidados

La cría del Mastín napolitano es laboriosa y difícil de conseguir. Su temperamento, en principio pacífico, puede volverse agresivo si su propietario no es capaz de adiestrarlo y socializarlo con responsabilidad y constancia. Requiere ejercicio debido a su tamaño grande y son poseedores de una gran fuerza. Puede llegar a padecer de displasia de la cadera ya que son muy pesados, así que conviene prestar atención a la alimentación para evitar el sobrepeso (factor que acrecienta el riesgo de displasia), ya que fácilmente pueden llegar a pesar hasta 100 kilos —cuando el perro esta sano—. Requieren de lugares amplios como: patios grandes o jardín cercados. No son recomendables de tener en pisos o departamentos.

Recommended Posts